Reparar daños en nuestros pisos

A continuación una breve reseña de cómo reparar daños en nuestros pisos. Problemas que son muy comunes en la mayoría de tipos de pisos existentes en el mercado.

Los pisos laminados y de PVC son soluciones modernas, atractivas y duraderas. Ideales para el hogar, local comercial o la oficina. Sin embargo, como cualquier otro tipo de piso, tienen sus peculiaridades y pueden dar lugar a inconvenientes. En este artículo describiremos algunos de los problemas más comunes de los pisos de PVC y laminados. Además plantearemos sugerencias sobre cómo solucionarlos.

Inicialmente, y en algunos casos se presenta que  las tablillas de este tipo de pisos se juntan  unas contra otras y empujan hacia arriba los bordes. La causa más común de este inconveniente es la falta de espacio de expansión entre el piso instalado y las paredes.

Problemas y soluciones

Para arreglar este problema, se deben remover algunas de las molduras o recortar una tablilla. Es mejor si es cercana a la pared, con eso se logrará que haya más espacio para que las tablas se muevan. El piso laminado es un piso flotante y no debe fijarse al suelo ni a las molduras.

En algunos casos, encontramos problemas de expansión de tablillas de piso  vinílico causados ​​por la exposición a la luz solar directa. El pandeo o la deformación en pisos laminados generalmente es el resultado de daños por humedad. Debido a que el piso laminado está compuesto en gran parte de fibra de madera comprimida, absorbe fácilmente el agua. Característica que que conduce a la hinchazón. El aire muy húmedo también puede causar expansión y pandeo de las tablillas de su piso laminado.

Para evitar que el piso laminado se expanda, doble o deforme, asegúrese de no utilizar nunca un trapeador muy húmedo para limpiar. Además tenga presente secar rápidamente  las salpicaduras de agua o de cualquier líquido que haya caído a el piso. Si el pandeo no ha sido causado por derrames, verifique que el sustrato esté adecuadamente sellado. Así como  que haya una capa impermeable debajo del piso.

Es difícil reparar el suelo laminado doblado o deformado, y generalmente la única solución es reemplazar las tablas afectadas.

Otro inconveniente que se presenta en este tipo de pisos es el moho y los hongos. Esto se debe  generalmente a la humedad excesiva. Si la fuente de humedad es el sustrato o base donde está instalado el piso, es posible que necesite volver a sellarlo e instalar una barrera contra la humedad mucho más efectiva. No siempre es fácil ver si un sustrato está realmente seco antes de instalarlo. Generalmente es importante que se realice una prueba de que el sitio donde vamos a instalar este completamente libre de humedad.

El piso de PVC no es tan propenso a la deformación. Pero, si este se levanta podría ser el resultado de que el piso se haya instalado antes de que el sustrato esté correctamente seco. Otra causa de levantamiento o deformación  es el uso de pegamento insuficiente. Si el problema afecta solo a unas cuantas tablillas, generalmente se pueden reemplazar con algo de limpieza y la aplicación de pegamento. Pero a veces, la única forma de arreglar este inconveniente es quitar todo el piso y comenzar de nuevo. Procedimiento complicado y costoso. El sustrato debe ser absolutamente plano y nivelado. Generalmente es mejor dejar este tipo de instalación a profesionales.

Finalmente…

Para daños excesivos, es importante y necesario que deba reemplazar las tablas dañadas.

Según nuestra experiencia, con una buena instalación y una calidad de piso superior, vamos a evitar problemas futuros. Además obtendremos  un piso de larga duración, teniendo también un sustrato o subsuelo bien preparado. Esto significa nivelar muy bien el piso y garantizar un sellado adecuado contra la humedad. Si necesita asistencia profesional para reparar problemas de sus pisos, llámenos y le ayudaremos a diagnosticar el problema y encontrar una solución.